1. Hacer la inversión errónea

Tras hacer el análisis, o bien haberlo hecho mal, o a pesar de no ser los números que buscamos, pensar de manera optimista y crees que el mercado nos pagará más de lo que hemos estimado (autoengañarnos).

Tendemos a ser demasiado optimistas en los precios de alquiler, así que más vale ser moderados en el cálculo y llevarnos una agradable sorpresa, que al revés.

Hoy en día con las calculadoras o con Excel, es muy sencillo hacer bien los cálculos, así que no deberías hacer una inversión errónea por no haber hecho bien el análisis.

2. No invertir por falta de dinero

Hay sistemas como te explicaré en otros artículos para poder comprar con poco, o incluso sin dinero.

Hoy en día, en un mundo en el que los Bancos Centrales están inundando los mercados de dinero, lo que sobra es liquidez.

Así que, si no tienes dinero te recomiendo que te centres en 2 puntos: buscar oportunidades muy buenas, y averiguar cómo llegar hasta donde estén los excedentes de liquidez.

3. Tener una mentalidad limitante, o escuchar a otros que la tienen

Cuantas veces habréis escuchado de la voz de otros: ve con cuidado, no deberías hacer eso.

Y luego lo piensas, y esa persona que te regaló ese consejo, ni siquiera entiende cómo funciona el mercado inmobiliario.

Te recomiendo que te formes y analices bien tus inversiones, y si luego ves que encaja en lo que estás buscando, no mires atrás.

Seguro que no te arrepentirás por ello. Sin embargo, hacer lo contrario y escuchar estas personas que solo saben dar consejos gratuitos, pero luego no dan ningún paso, hará que te arrepientas toda tu vida.

Ellos optan por la vía menos arriesgada. Regalarte un consejo de que no lo hagas, supone 0 riesgo para ellos. En cambio, decirte: “¡Oye, veo que lo tienes claro y lo has analizado! ¡Ve a por ello!”.

Esto si tiene un riesgo para ellos. Así que optan por la opción más segura y sencilla para ellos; darte motivos por los que no deberías hacerlo.

4. No tomar acción y empezar

Es un error muy habitual.

Incluso tras haber realizado todos los pasos del método, hay gente que siguen analizando oportunidades en búsqueda de la oportunidad perfecta, que nunca les llega.

A esto se le llama, parálisis por análisis, y es mucho más frecuente de lo que puedas imaginarte.

5. El amor

¡Ay el amor!

Este es uno de los errores más comunes entre los no profesionales.

Cuando analizas una oportunidad, debes ser frío en los cálculos y ver qué posibilidades reales tiene esa vivienda.

Constantemente veo como nuevos inversores compran la vivienda de sus sueños en el barrio de sus sueños, solo porque a ellos les encantaría vivir en ella.

¿Estás comprando tus sueños o quieres convertirte en inversor profesional? Respóndete tu mismo esa pregunta, porque de ti depende lograrlo.

A menudo los barrios de moda no suelen tener las viviendas más rentables porque los precios de compra-venta suelen ser relativamente altos, frente al precio de alquiler.

Si, ya sé que los alquileres serán también altos si se trata del barrio de moda.

Pero la rentabilidad en % que obtendrás, será mucho menor que en barrios más periféricos, de clase trabajadora, donde los alquileres serán ligeramente inferiores pero las viviendas tendrán precios por muy por debajo.

Recuerda que la rentabilidad se calcula como:

Rentabilidad = Ingresos por alquiler / coste de la inversión

Así que, si el coste de la inversión se multiplica por 3 en el barrio de moda (frente al barrio trabajador de la periferia) y el alquiler es “sólo” un 50% más elevado, no será un buen negocio.

Recuerda, una propiedad buena, pero cara, no es una buena inversión.

Deberás buscar propiedades más normales, pero que te ofrezcan la rentabilidad que te hayas marcado

¿Ya cuentas con capital y deseas invertirlo en oportunidades reales altamente rentables como mis inversiones inmobiliarias?

Únete a nuestra aplicación y descubre todas las oportunidades que lanzamos cada semana.

Categorías: Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *