Piensa en los sueños que tienes y que siempre has querido alcanzar. Quizá te venga a la mente:

  1. Tener una casa en la playa
  2. Poder mantener a tu familia holgadamente
  3. Viajar por el mundo
  4. O experimentar aventuras increíbles

¿Qué te impide hacer estas cosas?

La mayoría de las veces, la respuesta es el dinero.

Es posible que puedas alcanzar algunas de estas metas con el tiempo, pero la libertad financiera es la clave para hacer realidad tus sueños.

¿Qué es la Libertad Financiera?

La libertad financiera es estabilidad monetaria: hacer lo que quieras en la vida sin preocuparte por tu cuenta bancaria.

Es hacer ese increíble viaje a Tahití sabiendo que no tienes que ir a la oficina. Es comprar la casa de tus sueños (o alquilarla) y aún tener los fondos para perseguir tus otros intereses.

Algunas personas equiparan la libertad financiera con la jubilación y, si bien es importante tener la libertad de jubilarte cuando quieras, no tienes por qué esperar hasta el final de tu vida para ser libre financieramente.

Hay muchas maneras de ser financieramente libre, pero en última instancia se trata de tener suficientes recursos financieros para hacer lo que te plazca sin preocuparte por pagar tus facturas.

Libertad Financiera vs Independencia Financiera

Mucha gente considera que «libertad financiera» e «independencia financiera» son sinónimos, pero no significan lo mismo. Para trabajar verdaderamente hacia la libertad, es importante saber la diferencia.

La independencia financiera significa que puedes satisfacer tus necesidades financieras sin depender de nadie más. Cuando eres financieramente independiente, tienes una fuente constante de ingresos, pagas todas tus facturas y logras ahorrar algo de dinero. Incluso puedes comenzar a invertir, pero eso no significa que sea financieramente libre.

La independencia financiera es un primer paso esencial, pero no es el final del juego. La libertad financiera es un plan a largo plazo para construir la vida de tus sueños.

¿Es posible la Libertad Financiera?

Para muchos, la verdadera libertad financiera parece un sueño imposible.

La gente y los países cada vez se endeundan más, la economía es impredecible, e invertir puede ser intimidante.

Además, cada vez pasamos más tiempo trabajando, tenemos poco equilibrio entre el trabajo y la vida personal, y ganamos menos dinero.

Entonces, ¿cuál es la solución a todos estos obstáculos aparentes?

Es asumir la responsabilidad y hacer los cambios que deseas.

Es fácil culpar a la economía y resignarse a cómo están las cosas, y es mucho más difícil elevar tus estándares y trabajar para lograr la vida que deseas.

La libertad financiera se convierte en una meta mucho más realista cuando lo logras.

¿Cómo conseguir la Libertad Financiera?

Para lograr la libertad financiera, debes seguir estos 5 pasos que yo mismo estoy siguiendo a dia de hoy:

1. HAZ TUS NÚMEROS

¿Cuánto dinero necesitas para ser financieramente libre? No hay un número mágico para todos, pero hay una cierta cantidad de dinero que te permitirá vivir libremente y perseguir tus pasiones. Escribe un número que tenga sentido para ti, incluso si parece demasiado grande.

En mi caso, mi número a día de hoy son 2.500 euros netos mensuales de cashflow que pretendo ganar de forma pasiva a traves de mis inmuebles. Es posible que esta cifra cambie al igual que mis circusntancias personales también pueden cambiar. Pero a día de hoy, teniendo en cuenta mi estilo de vida actual, es la meta que tengo en mente.

2. ANALIZA TUS INGRESOS Y GASTOS

¿Cuánto estás ganando y gastando actualmente mes a mes? ¿Qué necesitas hacer diferente para ganar más dinero y gastar menos? Llevar una contabilidad de tus finanzas personales es clave para identificar a dónde se te va el dinero.

Yo por ejemplo reviso todas mis cuentas bancarias a final de mes, e identifico cada uno de mis gastos en diferentes categorias, como por ejemplo: impuestos, alquiler de piso, gastos de suministros (luz, gas, agua, internet, etc), compra de comida, gastos en ropa, gastos en suscripciones (Netflix, HBO, Amazon prime, Spotify, etc), gastos en ocio (restaurantes, fiestas, excursiones, etc), o gastos en viajes.

3. PAGA TUS DEUDAS

Si le debes dinero a otros, una buena parte de tus ingresos mensuales iran destinados a otras personas. Para pagar tus deudas, necesitas priorizarlas. Ya sean hipotecas, préstamos, dinero que le debes a tus familaires u amigos, o cualquier otro tipo de deuda, es importante que las puedas saldar cuanto antes.

Para que te hagas una idea, yo cuento actualmente con 3 hipotecas, que se traducen en un total de 756 euros mensuales en letras que pago al banco. Aunque en mi caso es muy sencillo, puesto que se pagan «solas» gracias al alquier de mis pisos, es lo primero que pago cada mes. Además, cada vez que obtengo ingresos extra los ahorro para poder amortizar estas hipotecas cuanto antes, ya que mi objetivo es poder vivir del alquiler de mis pisos y para ello debo ir aumentando el cashflow año a año hasta llegar a mi objetivo.

4. EMPIEZA A AHORRAR

Una vez que estés libre de deudas, es hora de establecer un presupuesto mensual y comenzar a ahorrar dinero. Todo el mundo necesita un fondo de emergencia de seis meses capaz de cubrir todo, desde una pérdida repentina de ingresos hasta problemas médicos importantes. Alcanzar la libertad financiera llevará tiempo, y necesitas un colchón para pagar las costosas sorpresas de la vida. Además, un fondo de emergencia es un bien necesario para tu bienestar mental.

En mi caso, me propuese hace años ahorrar un 50% de mi nómina, y un buen truco que utilizo para conseguirlo es hacer una transferencia automática el día 1 de cada mes después de haber cobrado mi salario a finales del mes anterior. De esta forma me obligo a no gastar este dinero y a utilizar solamente el dinero restante de mi cuenta corriente.

5. INVIERTE Y CREA FUENTES DE INGRESOS EXTRA

A medida que tu cuenta de ahorros vaya creciendo, puedes empezar a pensar en formas de invertir para hacer crecer tu dinero. Tienes muchas opciones. Desde bonos del estado, pasando por fondos indexados y acciones, o mi favorita, invertir en inmuebles.

En este post aprenderás porque prefiero invertir en inmuebles sobre la bolsa.

Sin embargo, es muy dificil que puedas aumentar tu patrominio rápido a la vez que ahorras y pagas tus deudas con solo una fuente de ingresos (a no ser que tengas un salario muy alto). Por ello, es posible que necesites ganar más dinero fuera de tu trabajo habitual. Puedes hacerlo de 2 formas. A través de:

  1. Ingresos activos (intercambiar tiempo por dinero)
  2. Ingresos pasivos (dinero que puedes seguir ingresando incluso mientras duermes)

Lamentablemente, si cambias tu tiempo por dinero, estarás limitado por las horas del día. Por eso aquí te enumero algunos trabajos e inversiones que puedes hacer para obtener ingresos pasivos mes a mes:

  1. Vender contenido de valor. Ya sea a través de un blog, libros electrónicos, cursos, seminarios web, audiolibros, podcast, aplicaciones, etc. Piensa un nicho el que seas un experto (todo el mundo sabe de algo) y comienza a vender tus conocimientos en ello.
  2. Comprar inmuebles y alquilarlos. El eje central de esta web y la mejor inversión para obtener rentas pasivas mes a mes a través de los alquileres. Aunque no es 100% pasivo, una vez tienes tu piso alquilado, las gestiones y el tiempo que requiere es mínimo.

En la actualidad yo cuento con 7 fuentes de ingresos cada mes, que me permiten pagar mis facturas, pagar mis deudas, ahorrar y seguir invertiendo. Estas fuentes de ingresos son:

  1. Mi salario proveniente de mi trabajo a jornada completa en una multinacional
  2. Mis ingresos derivados de Viviendo el Sueño, blog que creé para compartir mis conocimientos sobre los estudios en Estados Unidos
  3. Mis ingresos de esta web, creada para compartir mis conocimientos y experiencias sobre la inversión inmobiliaria
  4. Mi primer inmueble, que se encuentra actualmente alquilado por 550 euros al mes
  5. Mi segundo inmueble, que se encuentra actualmente alquilado por 690 euros al mes
  6. Mi tecer inmueble, que se encuentra actualmente alquilado por 720 euros al mes
  7. Mi cuarto inmueble, que se encuentra actualmente alquilado por 750 euros al mes
Fotos del salón de mi cuarta inversión inmobiliaria

Mi camino hacia la Libertad Financiera

Quizá todo lo que has leído hasta ahora te parece mucho sacrificio y muy complicado. Y no te voy a mentir, no es para nada sencillo. Requiere armarse de paciencia y ponerse a trabajar muy duro, pero el esfuerzo merece la pena. Por eso a continuación te mostraré cuál es mi plan, dónde me encuentro actualmente y cuales serán mis próximos pasos para que mi ejemplo pueda inspirarte a conseguir la libertad financiera a ti también.

¿Cuál es mi plan?

Mi plan es el siguiente: alcanzar la libertad financiera antes de los 30 años a través del alquiler de mis inmuebles, consiguiendo un cashflow neto mensual de al menos 2.500 euros.

De esta forma ya nunca más dependeré de mi salario ni de un tercero para poder pagar todos mis gastos, necesidades y deseos en la vida.

Este plan se basa en un fuerte apalancamiento por medio de hipotecas de joven para luego utilizar amortización anticipada (si tiene sentido).

¿Dónde me encuentro?

  1. Edad: 26 años en el momento de escribir estas líneas (11 de julio de 2023)
  2. Número de propiedades: 4 inmuebles
  3. Número de hipotecas: 3, que se traducen en € 756 mensuales en letras
  4. Ingresos brutos mensuales: € 2,710 derivados de los alquileres
  5. Cashflow neto: € 1,671 tras restar todos los gastos (hipotecas, seguros, IBI, comunidad, etc)
  6. Distancia a objetivo: estoy a 829 euros de cashflow neto mensual de mi objetivo.

¿Cuáles son mis próximos pasos?

Para poder conseguir el objetivo de 2.500 euros de cashflow neto mensual, me he propuesto amortizar las 3 hipotecas antes de los 30 años (casi una amortización al año).

Para poder conseguirlo, tomaré tres acciones principalmente:

  1. Todo el cashflow de las propiedades irá a una cuenta de ahorro
  2. Trataré de ahorrar al menos el 50% de mi salario
  3. Incrementaré los ingresos provenientes de mis webs

De esta forma, tras quitarme las hipotecas, el cashflow de mis pisos aumentará cada año hasta llegar a la cantidad deseada, puesto que a dia de hoy estas hipotecas me suponen € 756 mensuales en gastos.

¿Cuál será mi situación a los 30?

Si todo sale bien, mi situación a los 30 será la siguiente:

  1. Edad: 30 años
  2. Número de propiedades: 4 inmuebles
  3. Número de hipotecas: 0
  4. Ingresos brutos mensuales: € 2,876 derivados de los alquileres (subiendo el precio de mis alquileres un 2% cada año como máximo segun la ley vigente)
  5. Cashflow neto: € 2,593 tras restar todos los gastos (seguros, IBI, comunidad, etc)

¿Significa esto que me quedaré aquí? Seguramente no.

Sin deudas pendientes, y manteniendo los mismos niveles de ahorro podría adquirir un nuevo piso al año sin financiación.

De esta forma podré seguir aumentando mi patrimonio y mi cashflow mensual, siempre que mis circunstancias personales me lo permitan.

¿Cómo te puedo ayudar a tener Libertad Financiera?

La libertad financiera puede ayudarte a tomar posesión de tus finanzas y, lo que es más importante, de tu vida. Se trata de vivir dentro de tus posibilidades y de asegurarte de que el dinero te lo gastes en cosas que realmente necesitas.

Al seguir los consejos de libertad financiera de este artículo, estarás más cerca de lograr la libertad financiera que te mereces. Así que toma control de tus finanzas, genera fuentes de ingresos extras, paga tus deudas y, antes de que te des cuenta, serás libre 😉

¿Quieres que te ayude a conseguir tu libertad financiera?

¿Ya cuentas con capital y deseas invertirlo en oportunidades reales altamente rentables?

Únete a nuestra aplicación y descubre todas las oportunidades que lanzamos cada semana.